¿Cómo llegar a ser un navegante de vuelta al mundo?

Uno de los pioneros en el mundo de las circunnavegaciones en solitario es Sir Charles (Chay) Blyth.

También participó, sin experiencia previa en la navegación a vela, en la edición de ese año de la Sunday Times Golden Globe Race. De hecho, el escrito Peter Nichols escribió: «Pocas personas que salen por la tarde para dar un paseo en bote han zarpado con menos experiencia que con la que Chay Blyth partió en solitario alrededor del mundo.» ¡Incluso se declaró que Blyth había seguido a algunos amigos en sus barcos durante la primera parte de la regata para poder copiarlos!

Blyth navegaba en un velero de 30 pies llamado Dytiscus III e, increíblemente a pesar de su falta de experiencia y conocimiento, consiguió llegar más allá del cabo de Buena Esperanza. Fue entonces cuando, bajo un viento de fuerza 10-11, su barco de fibra de vidrio y doble quilla rompió el piloto automático tras varias orzadas violentas.

Y fue tras sufrir tres knock down cuando Blyth decidió retirarse.

Fue posteriormente cuando se consideró que su barco era totalmente inadecuado para ese viaje.

En 1971, con sólo tres años de experiencia de navegación a sus espaldas, Blyth se convirtió en la primera persona en realizar una circunnavegación en solitario, sin escalas y hacia el oeste, es decir, en contra de los vientos predominantes.

Al contrario que Blyth, todos los participantes de la Global Solo Challenge (GSC) tienen una considerable experiencia de navegación donde el número de millas navegadas por cada inscrito se mide en cientos, si no en miles.

Los organizadores, a su vez, han establecido un marco de requisitos mínimos para los barcos inscritos y, aunque pueden ayudar y asesorar a los participantes, al final corresponde únicamente a los patrones decidir si sus barcos, e incluso ellos mismos, están a la altura del desafío.

Para garantizar que los patrones sean conscientes de sus propias capacidades y de la idoneidad, o no, de sus embarcaciones y equipamiento, la organización de la regata ha estipulado que deberán haber navegado el barco que utilicen en la GSC en solitario y sin escalas durante, al menos, 2.000 millas.

Dafydd Hughes

He hablado con varios de los inscritos y todos estuvieron de acuerdo en que es una necesidad tener tanto un conocimiento profundo del barco como realizar una prueba de navegación completa para verificar la viabilidad del equipo y de las características de la embarcación.

De hecho, algunos participantes incluso han llegado a decir que las decisiones finales sobre ciertos aspectos de sus sistemas no se tomarán hasta después de completar las 2000 millas para la clasificación.

Este pasaje de clasificación es, en sí mismo, un reto formidable, el cual los participantes reconocen como una parte esencial de su formación. Algunos están planeando rutas para probarse a sí mismos y a sus barcos en diferentes condiciones mientras que otros están participando en regatas de larga distancia.

De hecho, un socio de la GSC, el Royal Western Yacht Club, ha organizado una regata concreta con este fin. La ruta será similar a la Vendée Artique pero en este caso partirá de Plymouth, Inglaterra, rodeando Islandia para regresar nuevamente a Plymouth. Será una navegación difícil que pondrá a prueba a los participantes, a sus barcos y a su equipo. Esta regata, aunque no es obligatoria, es la que recomiendan los organizadores de la GSC.

Uno de los participantes, Pavlin Nadvorni, ha tenido dificultades incluso para la navegación de clasificación debido a que, en un primer momento, su idea era completarla en el Mar Negro, que ofrece unas condiciones climáticas muy variables; él mismo cuenta que ‘es un lugar difícil de navegar y que no se llama «mar negro» sin motivo’. No obstante, debido a la reciente guerra en la región, se ha planteado incluso si sería posible la navegación allí. De momento tendrá que esperar aunque también está considerando hacer su navegación de clasificación en el Mediterráneo.

Una reflexión interesante es que Chay Blyth, que es reconocido como un intrépido pionero y campeón de la navegación en solitario, ni siquiera sería considerado si hubiera intentado entrar en la Global Solo Challenge con el barco que usó y sin haber acumulado las suficientes horas de navegación.

Inicio