Competición muy igualada en la jornada inaugural de la Superyacht Cup Palma

competición apretada y emocionante durante la prueba de 23 millas

Superyacht Cup Palma 2021, 25th anniversary, Palma de Mallorca. 23 June, 2021 © Sailing Energy / The Superyacht Cup

RCNP.- Las condiciones casi ideales de navegación han acompañado una vez más a la flota de nueve superyates en la Bahía de Palma, ofreciendo una competición apretada y emocionante durante la prueba de 23 millas celebrada hoy.

La unidad más pequeña de la flota, Umiko, con 24 metros de eslora, era la primera en tomar la salida del circuito Pantaenius Race Day, seguida por sus rivales de Clase A MissyShamanna y Nilaya en intervalos de dos minutos.

En la Clase B, los dos primeros en tomar la salida elegían rutas alternativas hasta la primera baliza, con el majestuoso Aquarius de 154 pies, el más grande y pesado de la regata optando por dirigirse hacia el oeste en el primer tramo, mientras que Baiurdo VI optaba por ir hacia el lado izquierdo del campo de regatas, protagonizando un comienzo perfectamente sincronizado. El debutante Ravenger era el siguiente, perseguido con vehemencia por Ganesha de 46 metros, y por Scorpione of London y su tripulación vestida de verde lima.

Missy era el primero en tomar la boya Pantaenius, la primera baliza, con Umiko y Shamanna luchando por la segunda posición a unos 800 metros de su popa, y en dirección hacia la boya de Nueva Zelanda, la segunda de cinco marcas. Finalmente, la embarcación de 33 metros Missy cedía terreno en el agua a sus rivales más grandes, Shamanna y Nilaya, con la primera haciéndose con la victoria en esta jornada inaugural por menos de 30 segundos.

Sin embargo, el sofisticado sistema de handicap ORCsy daba la vuelta a la clasificación, dándole a Nilaya la victoria de la regata inicial por solo 10 segundos, tras más de dos horas de competición, frente a Missy, Shamanna y Umiko.

“Ha estado bastante apretado, aunque justo antes de la llegada pensábamos que íbamos bien», señalaba el veterano de Volvo Ocean Race, Bouwe Bekking, que navega a bordo de Nilaya. “Ha sido bastante difícil en los beats porque no ganamos nada, pero la tripulación es buena, las trasluchadas han ido bien, y el propietario ha hecho un buen trabajo llevando el barco”.

“Ha sido uno de esos días en los que vale la pena tener paciencia, mantenerte cerca y esperar tu oportunidad. El viento era el típico de Palma, muy agradable y con una preciosa navegación. La regata es genial y también lo es la organización”.

Mientras tanto, algo similar ocurría en la Clase B. Ganesha, de 46 metros, un habitual de la Superyacht Cup Palma, había logrado dominar hasta el final, pero tuvo que ceder el paso a Ravenger, superando al tercer clasificado Baiurdo VI por solo 17 segundos una vez aplicado el handicap.

El resultado ha sido una agradable sorpresa para Ravenger, tal y como señalaba uno de sus tripulantes, Steve Branagh: “El propietario del barco es nuevo en las regatas, y esta era su primera competición con el barco”

“Literalmente, habíamos navegado dos días antes de la regata, por lo que para nosotros hoy ha sido un gran día para aprender a navegar en el barco”.

“No teníamos confianza y tuvimos que recuperarnos un poco a medida que avanzábamos. No hemos hecho una mala salida y hemos hecho una primera ceñida bastante buena que nos ha preparado para el resto de la regata.
“Ahora estamos deseando que lleguen los próximos días de navegación. La victoria ha sido bastante inesperada, así que no vamos a dejar que se nos suba a la cabeza, sabemos que todavía tenemos mucho trabajo por hacer.”

Con la flota de regreso a sus amarres en el icónico Real Club Náutico De Palma, en el corazón de la capital de Mallorca, la directora del evento, Kate Branagh, asegura: “Todo ha salido muy bien y ha sido una excelente manera de comenzar nuestro evento del 25 aniversario. Al principio parecía que iba a haber poco viento, pero la brisa entró y pudimos hacer unas pruebas realmente buenas».

La competición en la Superyacht Cup Palma continúa mañana viernes con el New Zealand Race Day, que lleva el nombre del Destination Partner de la prueba mallorquina desde hace ya años.