Nueva sección. Gaspar Citoler nos cuenta

Buscad un hueco papa, que nos vamos al Cabo de Hornos

No se me ocurre presentar a Gaspar Citoler, ni a su saga; solo adelantaros que la familia y el Cisne Negro, forman y formarán siempre parte de nuestro Mar de Alborán. Lo iréis conociendo con sus relatos. Todo un grande.

REDACCION. Gaspar Citoler. 8 Julio 2021.- Tierra de Fuego nos recibió con un tiempo espléndido a mi mujer Reina y a mi hijo Gaspi estaba ya en Usuahia y nos reservó un hotel a orillas del canal Beagle. Hicimos la típica excursión al parque de Patahia en “El Trenecito del Fin del Mundo”. Al dia siguiente, padres he hijo, hicimos una excursión, con calma total en el canal Beagle, en el Ostobasse (Jeaneau Melodi), hacia el E hasta Isla Redonda, recalando en Bahia Vito Dumas. Allí intentamos convencer a Reina (gran navegante) que nos acompañase al Hornos..¡¡ni hablar¡¡. Que nos despediría con cariño y si lo lográbamos habría un gran recibimiento. Esa noche se desencadenó una gran tormenta que hizo un cambio total del paisaje. Picos nevados, frio importante y parte malo para el Sur.

Aprovechamos la ocasión para una excursión en avión de 3 días a Calafate y visita de glaciares.. Perito Moreno..etc.

A los dos días Gaspi me dijo en el Hotel..” A ver que te parece ..tenemos una ventana meteo ,de 3 días, que podemos aprovechar.

 Preparamos la cosa y con dificultad, compramos una estufa de keroseno que nos tranquilizó cara al frio futuro. He navegado con mi hijo desde Martinica hasta casi Venezuela.. Costa Brasileña,Chilena. Sur de Chile-Golfos de Ancoud y Corcovado (donde las ballenas se aparean), Isla de Pascua, de Juan Fernández y un largo etc… pero nunca había sentido esa mezcla de ansiedad ,ilusión y “acongojamiento” que tenía ahora. Presentia que era “como meter la mano en la boca abierta de un cocodrilo descansando”.

Salimos Gaspi y yo de Usuahia al caer la tarde del 28 de febrero del 2005, con un Poniente suave. Ultima llamada a Reina con el móvil e inmediata falta de cobertura. Llegamos a  la Isla del Fin del Mundo con el famoso faro de Les Eclaireus y vinieron a visitarnos una legión de focas y leones marinos..¡¡todo un espectáculo¡¡. Casi de noche dándole un buen resguardo a la restinga que proteje algo a Puerto Williams, donde recalamos…requisito indispensable chileno y donde esperan los barcos el tiempo para ir al S. Nos fuimos a tomar unas cervezas al Club, que es un carguero semihundido. Mi hijo me hizo una

Pasamos los trámites de papeleo en nuestro barco, con promesa de pagar las tasa a la vuelta, ya que nuestra intención era salir muy temprano. Antes del amanecer del 1 de Marzo, largamos amarras y en su tiempo pasando entre las Islas de Gable y de Navarino al poco tiempo. Indescriptible el amanecer,  limpio, con las bandadas de patos y ya algún albatros(que pájaro perfecto¡) Nos cruzamos con una patrullera chilena sin más.. y vimos zonas inmensas de algas  en  lontananza que evitamos a toda costa. CanalPicton, canalGoree.. y entrando en la que se supone bahía terrorífica por el tiempo..

Bahía Nassau empieza a soplarnos un viento por el cogote, pero cambiante, que llega a refrescar a 20k aparentes.. con una marejadilla preciosa. Vaciamos el pañol de velas y a todo trapo y como un tiro y empezamos a programar por donde le metíamos mano  la Islas Wollaston para pasar la noche antes del gran salto. Seguimos con el viento portante y decidimos adentrarnos por el Paso Bravo (el nombre es por un militar ,pero creo que le hace honor al nombre cuando soplan los Williwou). A una milla de la entrada del paso, el viento cae y queda una calma absoluta que he visto pocas veces en mi vida. Era un espectáculo “la mar de aceite” reflejando las islas y los cúmulos de buen tiempo.. y patos, petreles y gansos a 50mts nuestros. Así llegamos a la cala Martial en la isla Herschel (del archipiélago de las Wollaston )donde amarramos a la boya roja de hierro de la armada chilena. Tal era la tarde que teníamos a veces que separarnos de la boya con el bichero.

Indescriptible. Los petreles gigantes a nuestro lado comiendo pan casi de las manos. Estábamos a 70 mts de la orilla y no bajamos por el espectáculo que nos estaban dando tres gansos o ánsares enormes.. con sus danzas apasionadas. La hembra esperando al macho @, como siempre .Nos acostamos, no sin antes ver llegar dos veleros por el paso Sur que, después de saludarnos, fueron a fondearse cerca de la playa..

La noche transcurrió tranquila pero el amanecer no era lo mismo. Medio envueltos en una niebla oscura y viento de W suave.. se oía un rumor fuera … como un ronroneo que quisiera decir.. ”Aquí estoy y aquí os espero”… Después de esa noche virginal no era tranquilizador. Nos reportamos con la VHF  a la estación de radio de control de paso del cabo, y a las 10,33,HO del 2 del 3 del 05, cruzamos el meridiano del Cabo de Hornos.

Arrumbamos a vela y llegamos a Puerto Toro y cenamos centollas regaladas por unos pescadores. Muy temprano y en calma salimos hacia Pto.Williams, donde esta vez tuvimos problemillas con el cambio de los euros (moneda de la que aún no se fiaban). Nos retrasó el tiempo de salida y yo nervioso porque se acababa la ventana meteo y se metía temporal del W(viento siempre predominante en el Canal Beagle)…y ¡¡atención¡ salimos ciñendo la restinga con E puro y nos pusimos en popa redonda rumbo hacia Usuahia con todo el trapo arriba.

Empieza a arreciar muy rápido..20-30-40,50ks con rachas que me sacaban de la bañera. Yo iba a la caña manteniendo una peligrosa popa redonda mientras Gaspi arriaba con mucha dificultad la mayor,  sin instrumentos de viento, sólo lanillas y concentración a tope ..Pensaba yo mientras.. ”como trasluche ¡¡adiós hijo mío¡¡”…(parece que aún me acordaba de manejar una caña..caña.¡¡)…

Empezamos a hacer proyectos de fondear a sotavento de unos islotes que hay en la bifurcación que hace el canal hacia Usuahia. A 3 m. de allí ,casi tan de golpe como empezó, fue cayendo el viento y quedándose detrás. Atracamos abarloados a otro barco que a su vez lo estaba en un pantalán de hierro, ayudados por una ligera brisa que roló al NW.O sea que el 3/3/05 habíamos hecho todo. Un pequeño récord, según nos dijeron los lugareños.

Por supuesto, al dia siguiente se metió “la castaña” esperada del WNW..con lo que hasta dos días después no pudimos celebrarlo con un asadito que habían comprado Reina y los amiguetes argentinos prepararon en un pantalán, con sillas y todo y una cocina improvisada magistralmente con trozos de chapas y latas abiertas…que fue una obra de arte. Gracias Seres