Autonómicas andaluzas, «Vaya nivel», ¡Qué tragaderas tenemos!

Con lo expuesto, vivo; pero con la vergüenza ajena, me cuesta muchísimo

Redacción. Xavi Altamirano, Junio 2022.- Estamos más que acostumbrados a que nos tomen por tontos, estos que se creen superiores por el hecho de estar ahí.

Es una herencia que recibimos –de no sé exactamente quién– con la que convivimos los “afortunados” que corremos con los gastos de este sistema más que sobrecargado, y nos conforman con eso de ser la forma menos mala de ejercer la administración “DEMOCRACIA”; y son estos que nos cobran, los garantes de su cumplimiento.

Con lo expuesto, vivo; pero con la vergüenza ajena, me cuesta muchísimo.

El nivel.-

Teresa Rodríguez, Adelante Andalucía; representa el anticapitalismo más radical en la región que hoy por hoy es la de emprendedores por excelencia –con una Málaga que recoge el testigo de ser el motor económico de nuestra región– y nos hace tener que oír las frases más desesperantemente inútiles y trasnochadas, a la vez que presume de estar siempre en posesión de la verdad (como todos). Y si no estás de acuerdo, te como a insultos. Vaya, un cromo de polítique. Pero atentos… no te engaña, se ve venir.

Juan Marín, Ciudadanos; el pobre optimista espera ser de nuevo la llave del gobierno, cuando es difícil que consiga algo. En sus hombros cae todo el peso de un partido que se quedó sin capitán, al abandonar el buque antes que las mujeres y los niños – pero él encontró a una en la balsa salvavidas, se llama Malú.

Juan Marín, además ha perdido un compañero que ha sido una de las pocas personas carismáticas que últimamente se había acercado a la política, Javier Imbroda, al que se ha llevado esa enfermedad que combatimos todos.

Juan no está hecho para esos debates. Lo veremos en su carguito.

Inmaculada Nieto, Por Andalucía; intentando sobrevivir a la muerte anunciada de Podemos, con una historia que nos explica que, si votamos a la izquierda radical que nos trae de Cádiz, evitamos a la derecha, ya que el PSOE va a abstenerse para darle el gobierno a Espada. Y todos nosotros escuchando el debate.

El escenario da vergüenza; solo basta con ver las valoraciones de los lideres que nos da el CIS – Juanma aprueba y Espada, todo un Winston Churchill, tiene más valoración que su presidente nacional. Este dato, ¡cómo se mastica?

Espada, PSOE.-,  no convence con las cuatro frases hechas que le han apuntado en un papelito; pero claro, en las filas de la zona Sánchez del PSOE no podíamos encontrar nada con un poquito de luces. Juanma lo desmonta sin despeinarse.

Juanma, PP.- al que hoy por hoy la mayoría de los andaluces le dan el trono del Reino, no es ningún crack; tiene el carisma de un segundón, al que le falta el jefe. Se dice en la derechona satélite, que le vendría muy bien el pacto con la de la furgoneta, para ponerla de excusa para cargarse a la pandilla de pánfilos inútiles que tiene encima de sus hombros, heredado de sus predecesores, que por otro lado, no ganaron ni a los cromos.

Quiere navegar en ese centro derecha que ha hecho nacer a VoX, y sigue como todo el partido, salvo la “GATA TABERNARIA”, flotando en la misma nube inconsistente de la derecha de Rajoy, que consiguió que nos pasaran las urnas por las narices en Cataluña, a la vez que mantenía toda la sede llena de chorizos, sin pestañear.

Macarena de España, VoX.- la que más vergüenza me da. Nunca he visto una sobreactuación más ridícula en los días de mi vida.

Se ha dejado disfrazar en la Feria de medio goyesca de cuadro, hasta el punto, que he llegado a pensar que se lo habían orquestado desde lo más rancio del cursilismo que rodea al mataó de moda. Vaya tela; con la de mujeres estilosas que pasean por Sevilla, que cualquiera de ellas la hubiese puesto monísima de la muerte.

Sobreactúa hasta conduciendo la furgoneta.

Pero le han dado la marca rompedora, que crece como la espuma, basada en el mensaje lleno de lógica y soluciones de sus 10 medidas, y con un manejo de las redes sociales que bordan, mientras los otros flojos siguen con lo rancio de las campañas de siempre, y engordando las filas de VoX, cada vez que intentan demonizarlo sin éxito.

Mi opinión es que no tenemos líder. Nos falta el cabeza que rompa con lo establecido; Juanma no puede romper dentro del PP, alistándose a Feijó y calladito.

Macarena, o deja de sobreactuar, o desintonizaré Canal Sur de la TV.

Solo conozco Vox Málaga, pero ya os digo sin equivocarme que Málaga va a mandar a Sevilla a un primero de la lista que es un mueble inútil, y con él se llevará uno o dos cajones vacíos, como mucho.

Que rabia tener que votar en este escenario ridículo.

Una alternativa a este circo sería, que Juanma se diese cuenta de que, si le roba la motosierra a Olona, se carga a VoX en un cuarto de hora. Pero para eso debe tener bemoles que no tiene, y la tibieza de su PP, no se lo permitiría. Tiene que esperar la revolución Ayuso, que está por llegar.

Algo bueno debía tener este carísimo y ridículo sistema, MI VOTO ES MÍO.