Comisión para reforzar en mayor medida la elaboración de políticas basadas en datos.

Dicho Centro proporcionará un seguimiento sistemático de las necesidades y prioridades estratégicas de los productos y servicios de Copernicus y transformará las mejores prácticas y la ciencia más avanzada en servicios adaptados a las políticas.

| Sede de la Comisión Europea.

Redacción Bruselas, 20 de abril de 2021.-La Comisión ha puesto en marcha el Centro de Conocimiento sobre la Observación de la Tierra para maximizar el uso de los conocimientos generados por la observación de la Tierra, en particular por el programa europeo Copernicus, en la elaboración de políticas de la Unión. El principal objetivo de este Centro es dar apoyo a la implementación eficiente de las prioridades políticas de la Comisión, en particular el Pacto Verde Europeo y la Agenda Digital.

Dicho Centro proporcionará un seguimiento sistemático de las necesidades y prioridades estratégicas de los productos y servicios de Copernicus y transformará las mejores prácticas y la ciencia más avanzada en servicios adaptados a las políticas.

Este Centro de Conocimiento también pretende garantizar que la evolución del programa Copernicus y otras inversiones de la Comisión en el ámbito de la observación de la Tierra y la investigación sigan respondiendo a la estrategia de la Unión.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios
En palabras de Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo: «La observación de la Tierra es una potente herramienta para supervisar la salud de nuestro planeta. Las crisis climática y de biodiversidad ya han empezado a cambiar el rostro de la Tierra. La atenta observación de las tendencias y nuevos patrones medioambientales nos proporcionará los datos necesarios para diseñar unas políticas basadas en datos y ofrecer unos resultados que protejan nuestro planeta, nuestra salud y nuestros medios de subsistencia».

Por su parte, Mariya Gabriel, comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, ha declarado: «La observación de la Tierra no solo ofrece una herramienta técnica eficaz, sino también una perspectiva directa y casi emocional sobre el medio ambiente y nuestro impacto en él. Por este motivo, aspiramos a garantizar que toda política europea que pueda beneficiarse de la aplicación de los datos procedentes de la observación de la Tierra haga uso de ellos, y el Centro de Conocimiento se encargará de que estos datos estén disponibles».

En cuanto a Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, ha afirmado: «Los responsables políticos cada vez son más conscientes del poder que tiene la observación de la Tierra desde el espacio para contribuir a la mejora de la toma de decisiones basadas en datos. Es el momento adecuado para introducir una nueva herramienta específica, el Centro de Conocimiento para la Observación de la Tierra, que se suma a un esfuerzo cada vez más coordinado para garantizar la rápida adopción de Copernicus. Gracias a esta nueva herramienta, Copernicus podrá prestar el mejor apoyo estratégico posible y ofrecer el mejor rendimiento posible de la inversión».

Contexto
Copernicus es el programa europeo de observación de la Tierra: la mirada de Europa sobre la Tierra.

La observación de la Tierra consiste en la recogida y el análisis de datos georreferenciados sobre el estado de la Tierra, que se mide a distancia, bien por medio de satélites (o en la atmósfera, por medio de aviones o drones), bien a través de estaciones de medición en lugares específicos.

El programa Copernicus proporciona información geoespacial que puede permitir el logro de objetivos estratégicos, fomentar la innovación y ayudar a supervisar la salud de nuestro planeta.

Varios servicios de la Comisión ya están utilizando en cierta medida los datos de Copernicus en apoyo de su elaboración de políticas. Por ejemplo, la observación de la Tierra se utiliza en la vigilancia terrestre, los servicios relacionados con el cambio climático, la vigilancia atmosférica, los servicios de emergencia, la vigilancia del medio marino y los servicios de seguridad.

Los datos procedentes de la observación pueden ayudar a encontrar sinergias entre las prioridades de la Comisión, centrándose en las políticas del Pacto Verde y las tecnologías digitales que pueden contribuir a su implementación.