El día15 de Agosto de 1999, el Maestro Paco Ojeda hace historia reaparece en Dax

REDACCION. Felipe de Jesús Estrada Ramírez. 17 agosto 2021- El día15 de Agosto pero de 1999, el Maestro Paco Ojeda hace historia reaparece en Dax, Francia, conmemorando XX años de Alternativa, actúa por la mañana como Rejoneador y por la tarde como Torero de a pie…
“La mejor afición está en el sur de Francia…
Se vive una gran emoción cuando toreas en esas plazas…
Siempre hay algo que se queda en el camino
y te da motivos para seguir viviendo y luchando.
Siempre hay que buscar.
Cuando las cosas se hacen con cariño
e intentas mejorarte cada día,
existe un riesgo. Si todo te da igual
no hay riesgo, sin embargo,
tampoco hay vida…”
Maestro Paco Ojeda
«La Tauromaquia
es la pasión que nos une…»
Hagamos de éste 2021
el año más Taurino
a pesar de las adversidades…
Felipe de Jesús Estrada Ramírez.
Cronista de la Ciudad…
(Bibliografía al final del texto)
Fue en la Temporada de 1999 el Maestro Paco Ojeda reapareció después de permanecer en el retiro desde 1994, haciendo el paseíllo en la plaza de toros de Dax, ubicada en parque Théodore-Denis en Dax, Landas, Francia. Era un Domingo aquel 15 de agosto para conmemorar sus XX años de haber tomado la Alternativa. En el cartel de la mañana se presenta como Rejoneador y por la tarde como torero de a pie, concediéndole la Alternativa a Diego Urdiales y actuando como testigo Manuel Díaz “El Cordobés”. Se lidiaron toros del hierro de Diego Puerta y el Maestro Ojeda cortó una oreja. Siendo esta actuación del Maestro Ojeda un caso único en la historia del toreo…
Francisco Manuel Ojeda González, conocido en el mundo taurino como Paco Ojeda. Francisco Ojeda nació en la localidad sevillana de la Puebla del Río el 6 de octubre de 1955, donde su padre trabajaba como guarda y vaquero en una finca. Era el más pequeño junto con sus 8 hermanos y siendo niño junto a sus padres se mudaron a vivir definitivamente al pueblo gaditano de Sanlúcar de Barrameda, instalándose en el barrio de “El Pino”, cerca de la actual plaza de toros. Con ocho años de edad se dedicó a ayudar a su padre en las faenas del campo y más tarde se empleó de aprendiz en un taller mecánico. A mediados de la década de 1970, sueña con ser figura del toreo. Diariamente, al finalizar su jornada de trabajo, se une a las cuadrillas de aspirantes a toreros que cruzan el río de madrugada para intentar torear a las vacas de media casta. Unas veces solo, otras acompañado de su hermano Antonio que es quien le ayuda a separar las reses…
 
Su Debut de luces fue el 20 de abril de 1975 en Sanlúcar de Barrameda. Se anunciaba entonces como “El Latero”, el apodo de su abuelo. Su debut con caballos fue el 7 de abril de 1978 en Palma de Mallorca con novillos de la ganadería de Mariano Sanz y alternó con José Lara y Gómez Jaén.
El 20 de mayo de 1979, en la plaza de la Real Maestranza de Sevilla, triunfó como novillero y salió a hombros por la puerta del Príncipe al cortar tres orejas a un lote de Diego Romero.
Paco Ojeda tomó la Alternativa en El Puerto de Santa María el 19 de julio de 1979 de manos de Santiago Martín “El Viti” y José Luis Galloso como testigo, con el toro llamado “Rompeluna” de Carlos Núñez. Como no se presentó de novillero, en Las Ventas hace ambas cosas a la vez, el 25 de julio de 1982, hace su debut y Confirmación de Alternativa con José Luis Parada como padrino y Francisco Regajo “Gallito de Zafra” de testigo con toros de Cortijoliva, el de la confirmación se llamaba “Canastillo”. En esa misma temporada 1982, El 26 de septiembre cortó su primera oreja en Sevilla, en su segundo paseíllo como matador en la Maestranza, a un toro de Barral alternando con Manolo Vázquez y Roberto Domínguez. La tarde del 12 de octubre de 1982, en la Plaza de toros de Sevilla, volvió a salir a hombros por la puerta grande ya como matador de toros, corta cuatro orejas a un encierro de Manuel González que estoqueó en solitario. En la Temporada de 1983 está en su mejor momento y se coloca en el primer puesto del escalafón con 84 corridas. El 3 de abril, salió a hombros de la plaza de toros Monumental de Barcelona, al cortar tres orejas. Después de la gran temporada de 1982 tenía tres tardes firmadas en San Isidro de 1983, Ojeda ya era figura del toreo. En su primer paseíllo el miércoles 18 de mayo de 1983, alternó con Manzanares y Curro Durán que Confirmaba Alternativa, lidiaron una corrida del hierro de Torrestrella. Ojeda acabó matando un toro de Torrestrella y un sobrero de Antonio Ordóñez, y a cada uno les cortó una oreja siendo ovacionado en el tendido. Ojeda fue reconocido por los aficionados más exigentes e impuso su mando a los toros con su gran clase y poderío. El 23 de mayo, cortó cinco orejas en la Arena de Nimes, Francia. Actuó en segunda corrida que tenía firmada en Las Ventas el 30 de mayo, Ojeda alternó con Esplá y Emilio Muñoz, con toros del encierro de Hernández Pla. Había gran expectación en Las Ventas por los aficionados que deseaban ver a Ojeda el revolucionario y figura. Ojeda cuajó faena en el sexto, un toro de La Quinta al que cortó las dos orejas saliendo en volandas entre los gritos de torero, torero. Ojeda actuó en la plaza de Toledo al día siguiente y fue corneado aunque no de gravedad pero le impidió cumplir su tercer compromiso en el abono lo que le impidió seguramente el ser declarado junto a Yiyo triunfador de aquel serial. Al termino de la temporada española en octubre gana el Escapulario de Oro del Señor de los Milagros en Lima, Perú después de obtener grandes triunfos en Colombia, Venezuela, Ecuador y México. En la mítica plaza de Acho Ojeda es el máximo triunfador cortó dos orejas en faena genial a un toro del hierro de Marcos Núñez el 30 de octubre. En la feria que debutó con la faena al séptimo de la tarde, corta una oreja a un toro de La Pauca, el 6 de noviembre.
Paco Ojeda actuó en solitario en la tradicional corrida goyesca de Ronda el 12 de septiembre de 1987. Aquella tarde cortó un total de cinco orejas a un encierro de Torrestrella y salió a hombros por la puerta grande de la Real Maestranza de Ronda, en Málaga. En la temporada de 1988 cuajó gran faena. Fue en la Feria de Abril, el jueves 15. El toro se llamaba “Dédalo”, lidiado en quinto lugar, del hierro de Juan Pedro Domecq. Paco Ojeda pisaba los terrenos donde nadie lo hacía… La revolución llevada a cabo en el toreo por Paco Ojeda pisa los terrenos, distancias y resoluciones en muletazos sólo al alcance de un genio, como lo es. Más allá de los límites del toreo se sitúa, sin sitio para que el toro pase y da muletazos que hacen que el toro se enrosque y se funda con el torero…. Ojeda está donde no se puso ni se ha puesto nadie… A finales de la temporada de 1988 se retira por primera vez y regresa en la temporada de 1991.
Paco Ojeda es considerado uno de los revolucionarios del toreo junto. Tenía un toreo de mando, asombrosa quietud, valor y cercanía e invadía los terrenos del toro aunque el propio maestro dice que él no invadía los terrenos del toro, sino que fue capaz de traer al toro a los suyos. Torero de corta pero de gran trayectoria.
En la temporada de 1994 hace el paseíllo en 22 corridas y corta 6 orejas: Se retira del toreo a pie e inicia su carrera como Rejoneador.
Como rejoneador hizo su debut en Público en Nazaré, Portugal, el 5 de agosto de 1995. Tomó la Alternativa en Nimes, Francia, el 27 de mayo de 1996. En la temporada de 1996 actúa como Rejoneador en 24 corridas, con 40 orejas cortadas. En la Real Maestranza toreó una tarde. En la temporada de 1997 actúa en 61 festejos, cortando 41 orejas. Debuta el domingo de farolillos, el 20 de abril, en la Real Maestranza de Sevilla. Hace su debut en Las Ventas el 24 de mayo de 1997. Confirma el Doctorado en la feria de San Isidro de ese 1997. En la temporada de 1998 lideró el escalafón ecuestre, hace el paseíllo en 110 corridas, corta 188 orejas. Lidia en la Maestranza de Sevilla el Domingo 3 de mayo. Sale por la Puerta Grande en Las Ventas en la corrida de abono. El 5 de octubre corta 4 orejas en Medina de Pomar, Burgos. En la temporada de 1999 lidia el 25 de abril en la Real Maestranza. El 29 de mayo lidia en Las Ventas. El 29 de mayo corta dos orejas en el Corpus de Granada. El 5 de septiembre corta oreja en Mérida, Yucatán.
Paco Ojeda fue uno de los cinco toreros españoles que han confirmado su alternativa en la Plaza México a una edad más avanzada, conjuntamente con Diego Urdiales, Rafael de Paula, Emilio Muñoz y Juan Antonio Ruiz «Espartaco». Paco Ojeda viajó a México acabando la temporada española en 1984, llegó como figura del toreo. Toreó dos corridas consecutivas en la plaza «Santa María» de Querétaro. 15 años después y habiendo toreado varias temporadas como rejoneador, decidió regresar a México a confirmar el doctorado que le había dado Santiago Martín «El Viti» en El Puerto de Santa María en 1979. Confirmó la Alternativa el 3 de febrero de 2002, haciendo el paseíllo con Miguel Espinosa «Armillita», Enrique Ponce y Rafael Ortega, con toros de Teófilo Gómez. Para ese entonces, el revolucionario espada de Sanlúcar de Barrameda contaba 47 años de edad y 23 de haberse doctorado. Esa tarde Paco Ojeda no tuvo suerte, Ponce cortó dos orejas al toro «Quinito» bautizado así en honor de Quino Leal, que fuera mentor y apoderado de David Silveti, al que le cuajó gran faena.
En 2013 Paco Ojeda fue condecorado con el Premio Nacional de la Tauromaquia, por su gran personalidad estética y la enorme influencia que su concepción del toreo y su trayectoria como Torero de a pie y Rejoneador… En Francia es considerado un ídolo.
El Maestro Paco Ojeda se casó y tuvo dos hijas.
“Francisco Manuel Ojeda González “Paco Ojeda” anuló los terrenos del toro. La revolución que impuso Ojeda, se basó en acortar las distancias a lo más inverosímil, ligando faenas de máxima quietud, verticalidad y sincronía de los pases como nunca nadie logró hacerlo y, además, en un palmo de terreno… Fue un torero dotado de fuerte personalidad con gran carisma, que transmitía la emoción a los tendidos logrando una fantástica conexión. Sus grandes virtudes fueron la quietud, la ligazón y el valor. Toreó con naturalidad, templanza, enjundia y con mucho empaque, hondura y sentimiento. Con el capote jugaba los brazos con suavidad, llevando las manos muy bajas, cargando la suerte, y sometiendo al animal tras citarlo de lejos exagerando, a veces, el hecho de abrir mucho el compás. Magníficas las series de derechazos y naturales ligados con el doble pase de pecho, memorables sus trincheras, circulares y redondos. En la suerte de matar, en ocasiones, tenía dificultades al no bajar lo suficiente el engaño. Pese a ello, demostró siempre tener un tremendo valor a la hora de volcarse sobre el morrillo de los toros…” Los Sabios del Toreo.
Bibliografía.- Paco Ojeda, la revolución del toreo.ABC de Sevilla/Ojeda y su revoluciónMundoToro/Servitoro ToreroPacoOjeda.