Empieza la Liga Nacional de Novilladas, vía de promoción contra la crisis

Para el presidente de la FTL, Victorino Martín, el objetivo de esta Liga es el de "revitalizar el segmento de las novilladas picadas"

 

Madrid, 28 may (EFE).- Este fin de semana comienza a andar en Madrid y Andalucía la llamada Liga Nacional de Novilladas, un ambicioso proyecto de promoción con el que la Fundación del Toro de Lidia intenta contrarrestar la crisis provocada por la pandemia de la covid en la base de la tauromaquia.

La Liga se compone de un total de 46 novilladas con picadores, repartidas en cinco circuitos -Madrid, Andalucía, Castilla y León, Norte y Mediterráneo- que desde mañana sábado y hasta final de temporada mantendrán la actividad del escalafón menor, dando sitio por vinculación geográfica y mediante un sistema de eliminatorias, a más de treinta novilleros y a unas sesenta ganaderías, que lidiarán en forma de «desafío ganadero», a razón de dos hierros por festejo.

Para mañana, día 29 de mayo, ya están anunciadas las primeras en Valdilecha (Madrid) -novillos de Flor de Jara y Victoriano del Río, para Álvaro Seseña, Álvaro Alarcón y Jesús García- y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) -novillos de El Parralejo y Torrealta, para Santana Claros, Francisco Montero y Pablo Páez-, a las que seguirá, el 5 de junio, la de arranque en Castilla y León, en la localidad palentina Herrera del Pisuerga.

Todas las novilladas están promovidas por la Fundación del Toro de Lidia, que aporta para ello parte del llamado Fondo de Reconstrucción creado la pasada temporada con ingresos en otros festejos organizados por la entidad, junto con las ayudas públicas, en principio, de la Comunidad de Madrid y las Juntas de Andalucía y Castilla y León.

Para el presidente de la FTL, Victorino Martín, el objetivo de esta Liga es el de «revitalizar el segmento de las novilladas picadas», el escalafón taurino más afectado y reducido por la pandemia, a través de un nuevo modelo organizativo «en el que la colaboración de las administraciones, como impulsoras de las industrias culturales, es fundamental».

«Consideramos que es muy importante -recalca el famoso ganadero- involucrar a esas administraciones en la promoción de la tauromaquia como una de las industrias culturales más importantes de este país, y especialmente en segmentos como el de las novilladas con picadores, pilar fundamental del futuro de la tauromaquia».

En ese sentido, la intención de la Fundación del Toro de Lidia con esta Liga Nacional de Novilladas es también la de recuperar la celebración de festejos en muchos pueblos donde la crisis sanitaria y económica han reducido o anulado la actividad taurina durante los últimos años.

Así, además de la ya citada, las plazas fijadas para el circuito de Castilla y León serán, hasta el 24 de julio, las de Arenas de San Pedro (Ávila), Lerma (Burgos), Sahagún de Campos (León), Guijuelo (Salamanca), Toro (Zamora), Medina del Campo (Valladolid) y El Espinar (Segovia).

Por su parte, en Andalucía, los seis restantes festejos se celebrarán en Priego de Córdoba, Palos de la Frontera (Huelva), Constantina (Sevilla), Cazorla (Jaén) y, para la final del 4 de julio, Antequera (Málaga), mientras que las restantes de Madrid se darán, hasta el 3 de julio, en Villarejo de Salvanés, Cadalso de los Vidrios, Anchuelo, Miraflores de la Sierra, Navas del Rey, Torres de la Alameda, Valdetorres del Jarama y Cercedilla.

Una vez cerrados estos tres circuitos, durante los meses de julio y agosto se desarrollarán los siete festejos, aun no definidos, del Circuito del Norte y, ya a finales de la temporada, tendrán lugar las cuatro del Circuito del Mediterráneo, cerrando así el que la FTL considera «el mayor esfuerzo colectivo realizado por el sector taurino para la recuperación de las novilladas».

Toda la extensa información acerca de estos festejos puede ampliarse a través de la página web de la Liga Nacional de Novilladas, donde también se pueden adquirir las entradas.