Tal Día Como Hoy 9 de agosto pero de 1922 Vio la luz primera, Conchita Cintrón La Diosa de Oro del Toreo…

Concepción Cintrón Verril conocida como “Conchita Cintrón”, nació en Antofagasta, Chile un 9 de Agosto de 1922

“Quién la haya visto torear de muleta
habrá observado que frente al toro manso
o tardo que no arranca, le anda al pitón contrario,
se cruza con los toros. No torea de perfil
como ahora es moda y también alivio de líneas paralelas
que no se encuentran. Con la muleta es formidable;
adelanta la mano, tira de los toros y remata los pases.
Yo la he visto torear de muleta
y gustándome extraordinariamente a caballo,
me gusta más con la muleta…”
Gregorio Corrochano, 1946
“¡Cuando se oigan clarines
Y pasodobles.
En primavera,
¡Recuérdame
cuando me muera!”
Conchita Cintrón
REDACCION. Felipe de Jesús Estrada Ramírez. 9 de Agosto 2021.-  Concepción Cintrón Verril conocida como “Conchita Cintrón”, nació en Antofagasta, Chile un 9 de Agosto de 1922 hija de padre puertorriqueño Frank Cintrón y madre norteamericana Loyola Verril de origen Irlandés, su pasión por los toros y caballos se inicia desde su infancia, su padre era militar y desde antes del año de edad montaba a caballo con él… Cuando la niña Conchita tenía año y medio de edad, la Familia Cintrón Verril traslada su residencia a Perú, a la capital Lima, asimilando todas las costumbres, cultura y tradiciones y adoptándola como su patria… Conchita quiso tanto al Perú, que siempre se consideraba peruana cada vez que se le preguntaba sobre su origen…
En 1934 conoce al gran rejoneador torero Ruy da Cámara, quien le imparte clases de equitación y también recibió instrucción del torero español Diego Mazquiarán “Fortuna” quien le instruyó sus primeras lecciones de toreo a pie, llegando a dominar con tanta destreza a los equinos y manejar la muleta con tanta finura y arte como solo la Dios de Oro lo podía hacer…
Se presentó por primera vez como rejoneadora en enero de 1936 con motivo de un festival benéfico e hizo paseíllo, en la Plaza de Acho, seguida de una cuadrilla de toreros encabezados por Fulvio Dafieno.
Conchita Cintrón debuta como novillera en la Plaza de Tarma, Perú, el 31 de Julio de 1938. La mítica Conchita Cintròn, “La Diosa rubia del toreo”, hizo el paseíllo montada en un brioso corcel castaño oscuro, en la Plaza de toros Juan Belmonte de Tarma teniendo como fondo los cerros de Tarma con sus clásicos eucaliptos y la Plaza aún estaba a medio construir, y que fue mandada a construir por el alcalde de Tarma, Óscar M. Arrieta, en la década de 1920 continuando su construcción por las administraciones de los municipios siguientes, quienes construyeron galerías y burladeros, terminando la construcción en 1924…
Ese día de su debut el público abarrotaba los tendidos de la Plaza, era día festivo y Conchita estaba vestida con su traje campero que la inmortalizó; con su sombrero Jerezano negro, su clásico moño, una chaquetilla plomo oscuro, botas negras y unos zahones marrones cubierta de cuero que protege la parte anterior de los miembros inferiores. Mujer muy hermosa y joven tenía 16 años y lidió a un presentable toro negro al que realizó una faena extraordinaria ante la euforia de los aficionados tarmeños, aplicó con maestría al iniciar su faena el rejón de castigo la varilla que en su extremo tiene una punta desprendible, desplegándose en el extremo del mismo la bandera peruana, ante el aplauso en los tendidos. Luego puso desde su cabalgadura, las banderillas convencionales, luego las banderillas cortas de una forma magistral y arriesgada, haciendo gala de su gran dominio del caballo y de todo su arte y dominio del rejoneo… Ante un público delirante, bajó de su bello caballo entrenado y se aprestó a la faena de muleta, haciendo una faena sensacional con pases de todo tipo, bordados y de antología, al son de los acordes de una marinera interpretada por la banda; culmina la faena con la suerte suprema al segundo intento con un estoque hasta la empuñadura en todo lo alto doblando al instante el toro, cortando las orejas… Ovacionada dio la vuelta al ruedo y saliendo en hombros, por la puerta grande de la Plaza de toros Juan Belmonte iniciando así su gran trayectoria en la tauromaquia… Debutó en México el 20 de agosto de 1939 en la plaza de “El Toreo”, lidiando novillos de Matancillas junto a Manuel Jiménez Chicuelín y Jesús Guerra Guerrita, y alcanzando ovaciones tanto en la lidia a pie como a caballo, repitiendo en otra otarde esa misma temporada. Recorrería la República toreando en plazas como la de Pachuca, Ciudad Juárez, Querétaro, Monterrey, Guadalajara, Saltillo y otras…
El 26 de abril de 1944 sufre una cornada en la plaza colombiana de Santa María, en Bogotá, en el muslo. Se estrenó en la plaza lisboeta de Campo Pequenho el 6 de septiembre de 1944…
Hizo su presentación en la plaza de Sevilla el 23 de abril de 1945, en novillada junto a Rangel, Niño de la Plama II y Antonio Caro y un novillo de Ángel Sánchez, mientras que sus compañeros lidiaban seis de Hidalgo Hermanos. Repetiría en el coso maestrante el 6 de mayo en corrida de toros, en la que saltaron al ruedo cinco de Infante da Cámara, 1 de Isaías y Tulio Vázquez y otro de Ángel Sánchez, alternando con Curro Caro, Morenito de Valencia y Angelete. Y lo haría una vez más en la preciosa plaza maestrante, el día de la Hispanidad, el 12 de octubre, ante toros de María Sánchez cinco, Atanasio Fernández uno y Juan Belmonte otro y Cañitas, el Andaluz y Julián Marín en el cartel.
En la plaza de Las Ventas de Madrid se presentaría en público el 13 de mayo de 1945, una de las tres tardes que actuaría en la capital este año, y en toda su carrera. Ese día se lidiaron 5 toros de Enriqueta de la Cova, 1 de Felipe Bartolomé, y otro para rejones del Vizconde de Garci-Grande corrido en 7º lugar. Junto a la rejoneadora actuaron Mario Cabré, Valencia III y Angelete que cortó la única oreja del festejo…
Conchita Cintrón, siempre ponía banderillas de color rojo y blanco en honor de la bandera peruana. En su vida profesional como rejoneadora durante 13 años, mató a un poco más de 1,200 toros, sin sufrir percances mayores. En México la bautizaron como “La Diosa de Oro” por su singular belleza, su cabello rubio y su excepcional conocimiento de la lidia y su dominio de las cabalgaduras… Conchita ha toreado en México 211 corridas de toros, ha dado muerte a 401 toros y ha cortado 137 orejas…
Paseó con prestancia, profesionalismo y rotundo éxito el nombre del Perú por los ruedos del orbe, codeándose de igual a igual con las primeras figuras del toreo de su época…
Conchita Cintrón, forjó su carrera en México donde cosechó grandes lauros y actuó en las principales plazas de toros alternando con las primeras figuras del toreo mexicano y español.
Cintrón llegó en 1945 a España donde las mujeres tenían prohibido torear a pie, que era la forma cómo ella mejor toreaba. Su presentación oficial tuvo lugar en la Real Maestranza de Sevilla el 23 de abril de 1945, de la mano de Marcial Lalanda, y desde el primer momento se destacó por su elegancia y su conocimiento de la lidia y la doma.
Inaugura en Perú la Plaza de toros Monumental de Chacra Ríos, el 14 de Marzo de 1948, Alternó con Raúl Ochoa “Rovira”, Alejandro Montani, Agustín Parra “Parrita”, Paquito Muñoz, Gregorio García y Antonio Velásquez, quienes hicieron el paseíllo en esa gran tarde taurina… La Diosa de Oro, toreó en la mayoría de Plazas de importancia de España, México, Francia, Portugal, Colombia, Ecuador y Venezuela…
Se despidió de los ruedos el 18 de Octubre de 1950, en Jaén, España, en la que fue una tarde muy emotiva y de nostalgia, toreando a caballo y lo hizo a pie a pesar de la prohibición existente para que torearan las mujeres, Conchita desobedeciendo al juez de plaza tomó la muleta y prodigó a su toro varios muletazos ante un público que emocionado la ovacionaban matando al toro de una estocada certera, siendo premiada con los máximos premios y fue exonerada del correspondiente arresto por su desacato y quedando para la historia su descomunal faena de despedida….
Ya retirada el 5 de septiembre de 1951, Concepción Verril se casó con el caballero portugués Francisco de Castelo Branco, sobrino de su maestro Ruy da Cámara y fijó su residencia en Portugal, en los límites de la capital Lisboa, Conchiya y Francisco tuvieron 5 hijos y por su matrimonio, se nacionalizó portuguesa…
En 1991, con 70 años, volvió al ruedo e hizo el paseíllo en Nimes, para dar la alternativa a la rejoneadora francesa María Sara. En Febrero del 2006, Conchita Cintrón, en vida recibió un justo reconocimiento a su gran trayectoria en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, el premio de “La escalera del Triunfo”, lo recibió una emocionada Conchita ya cerca de cumplir los 80 años… Protagonizó una película titulada Maravilla del toreo y, posteriormente, publicó sus memorias: «Cuando escribo lloro de pasión». Publicó sus memorias: Cintrón, Conchita “¿Por qué vuelven los toreros?”, con la Editorial Diana, de México, en el año de 1977, con prólogo de Orson Welles. En la década de 1970 fue agregada civil en la Embajada de Perú en Lisboa y periodista. Escribió en los diarios El Comercio, de Lima, y Excelsior, de México, sobre su pasión y vocación los toros… Conchita Cintrón pasó a la Gloria de Dios a los 87 años de edad, un 17 de febrero del 2009, falleció en la capital portuguesa a causa de un paro cardíaco sufrido en su hogar, revelaron familiares….
Ser torero es un traje que ciñe el miedo y adorna con sedas el alma del torero…
Es una sonrisa prendida al borde de los labios…
Es un partir plaza partiéndose …
Conchita Cintrón
Descansa en paz torera…
Bibliografía.- Zapata de Cáceres, Magaly: “Entrevista a Conchita Cintrón”, Mundotoro.com, 22 de Diciembre de 2005. Pastor y Landeo: “Conchita Cintrón”, Portaltaurino.com. Cárdenas, Fortunato E.: “Tarma-Palca-Chanchamayo-El Pichis-El río negro”, Imprenta la Voz de Tarma, 1943. Aramburú Tizón, Raúl: “Biografía de Conchita Cintrón”, Mundotoro.com, Diciembre del 2005.